¿Qué país tiene menos recursos?

Burundi es un país sin salida al mar y pobre en elementos naturales. La economía es principalmente agrícola. En verdad, este ámbito representa mucho más del 50% del producto interior bárbaro del país y utiliza a mucho más del 90% de la población activa.

En esta actividad, el 90% se ajusta a la agricultura de subsistencia, posicionándolo como entre los países menos desarrollados de todo el mundo. Cerca del 80% de la población de Burundi vive en la pobreza.

Índice
  1. Peculiaridades del Tercer Planeta
  2. ¿Tenemos la posibilidad de contar a España entre los países mucho más pobres de todo el mundo?

Peculiaridades del Tercer Planeta

Entre las primordiales peculiaridades de los países del tercer planeta se resaltan:

  • Desigualdad en el ingreso a la nutrición, educación, vivienda digna y asistencia sanitaria, para un enorme porcentaje de la población.
  • El desempleo está incrementando y los sueldos están bajando gracias a la devaluación de la moneda.
  • El incremento del trabajo informal y la explotación laboral.
  • La moneda se desvaloriza todo el tiempo hasta llegar a la hiperinflación.
  • El gasto del estado sobrepasa los capital que puede recaudar.
  • La carencia de inversión que fomente el avance de un mercado interior.
  • Inestabilidad a nivel político y económica.
  • La escasez de recursos por carecer de producción en el mercado de adentro, en tanto que el dinero se deprecia y no consigue para obtener insumos importados.
  • La producción local tiende a ser manejada por capitalistas extranjeros que solo desean generar a bajo valor y vender sus mercancías fuera del país subdesarrollado. Esto es, conservan las condiciones laborales precarias en vez de fomentar la optimización.
  • Las ciudades son atacables frente cualquier enfrentamiento popular, sanitario o desastre natural.
  • Los gobiernos democráticos y sus altos escenarios de corrupción, capaces de sostenerse en el poder y mudar las leyes a su conveniencia a costa de perpetuar y acrecentar el encarecimiento de la población.

¿Tenemos la posibilidad de contar a España entre los países mucho más pobres de todo el mundo?

Ana Cárdenas tiene 53 años y vive en Barcelona. Tras graduarse de la escuela secundaria, tomó múltiples tutoriales de contabilidad y administración. A los 30 años se incorporó a una compañía como socorrer contable, que para ella era "el trabajo de su historia". Tenía estupendas condiciones de trabajo, un ámbito de trabajo seguro y saludable, un salario digno y la seguridad de su jefe. No obstante, en el momento en que volvió al trabajo tras la licencia de maternidad de su hija, la administración y la contabilidad fueron subcontratadas y perdió su trabajo. Hoy en día es trabajadora del hogar. No espera hallar otro trabajo, pero sí espera entrar a mejores condiciones de trabajo, un contrato de trabajo completamente cubierto que contribuya a la seguridad popular y un salario mínimo digno. © Pablo Ramplón / Oxfam Intermón

Y tú, ¿qué opinas? Todas y cada una de las respuestas a esta pregunta las hallarás en el informe Desigualdad 1 – Igualdad de Ocasiones 0. Inamovilidad Popular y Condena de la Pobreza, elaborado en 2019 por Oxfam Intermón. Pero damos cinco claves sobre de qué forma la pobreza puede manifestarse en su historia. ¡No los pierdas de vista!

¿Y entonces?

En los países ricos hay una enorme inclinación a hacernos suecos y taparnos los ojos frente a la injusticia y la desigualdad con el único fin de proteger nuestros permisos. No nos importa que si deseamos vivir sobre el promedio, otra gente deban padecer, fallecer o perder ocasiones de desarrollo.

Desde los poderes fácticos, hay una inclinación a verse a sí mismos como superiores a el resto y, por ende, a liberarse de otros países, zonas, ciudades a su antojo y, como dicen, les ofrecemos a comer el pescado en vez de Nos importa sacar de nuestra conciencia la falsa ilusión de que los nos encontramos prestando asistencia y brindándoles elementos a fin de que logren vivir, en vez de enseñarles de qué forma subsistir sin nosotros. ¿Y todo eso para qué exactamente? Por temor a perder esa situación de poder, ese dominio. O sea una injusticia popular absoluta y una falta absoluta de ética y moralidad.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir