¿Qué no se debe hablar con un cliente?

Tratar a un cliente es atenderlo, te paga por un servicio que incluye un trato increíble, con lo que tienes que estar muy animado para llevarlo a cabo y tratar siempre y en todo momento de arreglar su inconveniente. Lo antes posible arregles el inconveniente mejor, si es en la primera comunicación mejor. Jura no charlar con el cliente en más de una ocasión, de esta manera ahorrarás tiempo y dinero.

Al atender bien a un cliente, fidelizas su lealtad, realizando que te adquieran o charlen bien de tu compañía. Lo opuesto sería mortal.

Índice
  1. Charla del coste de tus artículos o servicios
    1. Escucha activa
    2. Use un lenguaje positivo
    3. Use un lenguaje seguro y positivo y recuerde siempre y en todo momento enseñar empatía

Charla del coste de tus artículos o servicios

Muchas veces, el valor de un producto o servicio es un aspecto esencial en el momento de escoger una marca o compañía. De ahí que, es algo de las que deberías charlar en tu primer contacto con el cliente.

Los estudios completados por BCG en países ricos y pobres enseñaron que entre el 70% y el 90% de los usuarios se identifican como conscientes del valor de los recursos.

Escucha activa

La escucha activa pertence a las capacidades de comunicación mucho más funcionales, fundamental para los representantes de servicio al cliente. Estos usados no tienen que dejar que los clientes del servicio repitan por vez primera y escuchen sus cuestiones. Aun si tienen exactamente el mismo inconveniente múltiples ocasiones cada día, tienen que oír a todos en todos y cada llamada y prestar la mejor solución viable.

Tienen que llevar a cabo tantas cuestiones como sea preciso para entender absolutamente el inconveniente del cliente, tomar notas y eludir interrupciones.

Use un lenguaje positivo

La utilización de un lenguaje positivo al interaccionar con los clientes del servicio asiste para remover la carencia de comunicación y se enfoca en solucionar el inconveniente del cliente.

Aquí existen algunas formas de transformar sus selecciones de expresiones en una actitud efectiva:

Use un lenguaje seguro y positivo y recuerde siempre y en todo momento enseñar empatía

En instantes de indecisión, es primordial que los agentes usen un lenguaje positivo que transmita seguridad. Por poner un ejemplo, un agente siempre y en todo momento debe utilizar oraciones como "Claro, puedo contrastar eso por usted" o "Pienso que hay una forma de llevarlo a cabo. En este momento permítame comprobar eso". Ese lenguaje le enseña en el instante al cliente (1) que el agente trabaja para hallar una solución, (2) que tiene seguridad en lo que hace y (3) que es proactivo sobre los atributos críticos que definen un increíble servicio al cliente, y que le da al cliente una sensación de seguridad y seguridad en la marca. Además, y en el momento en que sea correcto, es de máxima importancia enseñar empatía por el estado del cliente, disculparse por las afecciones y emplear expresiones como "comprendo" para estar atento a la desepcionante situación.

Esto puede ser un tanto difícil, en tanto que los agentes han de ser afables al tiempo que sostienen el tono de una charla entre 2 viejos populares para humanizar la charla y también infundir seguridad al cliente. No obstante, los agentes tienen que cerciorarse de que esta charla "fiable" no dure bastante y asimismo tienen que sostener la eficacia. O sea singularmente esencial en canales de comunidades como Twitter, chats y mensaje de texto, todos los que se identifican por su brevedad. Aun en un trueque de mensajes de ida y vuelta, los clientes del servicio siempre y en todo momento procurarán información importante y respuestas veloces. Por último, los mails con una composición mucho más formal tienen que sostenerse en un rango de longitud perfecto para realizar el protocolo y proveer toda la información precisa.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir